Duración 4-8 horas

Te gustaría descubrir por qué San Petersburgo está considerada la capital cultural de Rusia? En la visita panorámica podrá descubrir todos los secretos de la ciudad.

 

Pedro el Grande quiso abrir Rusia a Europa, por lo que trasladó la capital de Moscú a San Petersburgo en 1712, ya que así tenía salida al mar Báltico. Situado sobre el delta del río Neva, es una de las mayores ciudades de Rusia, con 8 millones de habitantes. La ciudad de los canales y las catedrales, los palacios y las noches blancas es inigualable en todo su esplendor. Sus suntuosos palacios y parques, los cientos de puentes y museos la convierten en uno de los 25 mejores destinos del viaje en el mundo según TripAdvisor. La visita a la Venecia del Norte es obligatoria en cualquier viaje a Rusia.

Nuestro recorrido por San Petersburgo incluye la visita a todos los lugares más célebres y señalados, para poder visitar y conocer desde la historia y la arquitectura de la ciudad hasta el arte y la música. Al menos una vez en la vida hay que ir a visitar esta ciudad y, una vez que haya venido, querrá volver para conocer más.

Pedro el Grande trasladó la capital de su joven imperio de Moscú a San Petersburgo, a orillas del Báltico, para dar a la ciudad una salida al mar. Sus arquitectos, ingenieros y escultores se inspiraron en los canales de Venecia, el Palacio de Versalles, las catedrales de Roma, las calles de Ámsterdam y envolvieron todo con el aura de Viena. Todos estos aspectos diferentes se unieron para crear una ciudad de enorme belleza. Sin embargo, la abundancia de lugares de interés histórico no es el único rasgo que atrae a miles de visitantes cada año. La infraestructura turística de San Petersburgo también cumple con los más altos estándares mundiales, por lo que la oferta para elegir hoteles,  restaurantes o ver las obras en los mejores teatros ofrece un gran abanico de posibilidades.

En el corazón de la ciudad se encuentra el Palacio de Invierno, uno de los lugares imprescindibles en todas las excursiones en San Petersburgo. Construido con el objetivo de ser reflejo del poder y la grandeza de la Rusia Imperial, fue la residencia oficial de los zares de Rusia entre 1732 y 1917.

Actualmente forma parte de la sede del Museo del Hermitage, una de las mayores pinacotecas y museos de antigüedades del mundo, con más de tres millones de piezas. El museo ocupa un total de seis edificios a la orilla del río Neva. Su historia comienza con Catalina la Grande, que compró la primera colección con 225 obras de arte, y los diferentes zares lo ampliaron con sus colecciones privadas a lo largo de los siglos. En 1917 fue declarado museo estatal.

Frente al Palacio de Invierno se sitúa el Edificio del Estado Mayor, un monumento a la fuerza y el poder de la Rusia Imperial tras la invasión de Rusia de las tropas napoleónicas. Con una fachada de 580 metros de longitud, está dividido en dos alas, unidas por un arco de triunfo.

En la Plaza del Palacio, plaza central de San Petersburgo, se encuentra la excepcional Columna de Alejandro, un monolito de granito rojo con una altura de 47,5 m (la más alta de su tipo en el mundo), culminada con una estatua de un ángel llevando una cruz. Fue erigida en 1834 durante el reinado del zar Alejandro I para celebrar la victoria de Rusia sobre Napoleón Bonaparte.

No muy lejos del Palacio de Invierno se encuentra la Catedral de San Isaac, la más grandiosa y suntuosa de las iglesias de la ciudad. Es la segunda iglesia ortodoxa más alta del mundo, después de la Catedral del Cristo Salvador de Moscú. Fue construida en el estilo de Clasicismo ruso en un periodo de cuarenta años (1818-1958). Su cúpula, una de las más grandes del mundo, rivaliza con la de San Pedro en el Vaticano y la Catedral de San Pablo en Londres. Al igual que estas otras grandes estructuras abovedadas, sirvió de inspiración para construir la cúpula del Capitolio en Washington (terminada en 1866). Para la decoración de la cúpula  de la Catedral de San Isaac usaron 100 kilos de oro puro. Desde 1931 es un museo, visitado por aproximadamente un millón de visitantes al año.

A poca distancia de la Plaza del Palacio, a lo largo del canal Griboyédova y cerca de la avenida Nevsky, se encuentra la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada o Iglesia de la Resurrección de Cristo. Construida sobre el lugar donde el zar Alejandro II fue asesinado en un atentado en 1881, en la actualidad es un museo estatal. Sus cinco cúpulas centrales son únicas, chapadas en cobre y esmalte de diferentes colores, que recuerdan a las cúpulas policromadas de la Catedral de San Basilio en Moscú.

¡Estaremos encantados de ayudarles a descubrir lo mejor de San Petersburgo!

Precios y excursiones:

Excursión Duración 2 personas 4 personas 6 personas
Visita panorámica 3 horas
Visita panorámica  y  Fortaleza de San Pedro y San Pablo 4 horas
Visita panorámica y Catedral de San Isaac 4 horas
Visita panorámica y Catedral de San Salvador sobre la Sangre Derramada 4 horas
Visita panoramica, Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la Catedral de San Salvador sobre la sangre Derramada 5 horas
Visita panorámica, Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la Catedral de San Salvador sobre la sangre Derramada, la Catedral de San Isaac 6 horas
Visita panorámica, Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la Catedral de San Salvador sobre la sangre Derramada, la Catedral de San Isaac, paseo por los ríos y canales en barco 7 horas

 

El precio incluye: Servicios privados y exclusivos;  Transporte , Guía profesional de habla hispana para las visitas y excursiones;  Visitas y excursiones indicadas con entrada a los monumentos;  Servicio 24 horas de asistencia telefónica.

El precio no incluye:  alojamiento, comidas.